Participaciones aceptadas

 

Siluetas de tornasol

29-10-2012 a las 17:59:00

 
Podría dibujar mi corazón en palabras. ¿Sería capaz? Sería capaz de escribirte. De crearte, de sellar tu silueta aprendida sobre el vaho en blanco de un cristal y colmarla por dentro de fotogramas  medio sonámbulos y descoloridos, de las últimas imágenes que palpo con torpeza instantes antes de dejarme caer sin violencia de rodillas frente al sueño. Y de mis sueños. La llenaría de los gritos mudos que vibran en mi interior, silenciosamente. De olores y complicidad. De confidencias; de esa mirada mía que es tuya. La llenaría de voz, de la luz palpitante de un latido y de sonrisa. Y puesto que esta amalgama de alientos perdidos nace y muere en ti, te pertenece. La llenaría también de mí, de mi música y mi creatividad; así lo más íntimo que me ha erigido a lo largo de la vida, mis pilares, desatinos y corduras, las vivencias que hacen que sea tal y como ves, las encierres en ti, como un susurro secreto. Adonde sea que tus inquietas ilusiones guíen tu valiosa presencia.
Quizá sería capaz de crearte y menos capaz de escribirte. De colmar tu silueta de todas esas cosas hermosas y fortuitas salvo de letras. Tal vez otros lo resuman todo en mi lugar.
 
Puedes ser solamente una persona para el mundo, pero para una persona tú eres el mundo.
Gabriel García Márquez 
 
Otro vaho en el cristal ya no está en blanco, no aguarda. Mi silueta ya se ha definido. Espera plena, paciente, pero con lugar para todo aquello que puedan traer las hojas jóvenes, esas que aún crujen de vida y verdor, y que son arrastradas por vientos que esperan su hora para ser el impulso en nuestros pulmones. Pero hoy es ahora; está henchida de ti. Conoces mi silueta, frecuentas sus rincones: son esquinas donde se atesoran retazos de todo lo que tú eres en tu peculiaridad, y yo cautelosa y sagaz  los recopilo; encajo los que he robado. La figura que han forjado es preciosa. Desde cada una de sus perspectivas.
 

 

Aprópiate de mi silueta, sigue coloreándola con briznas de lo que una vez te condujo a ser quien ahora eres. Diséñala con retales de tus invenciones, tu idealismo y tu ensueño. Llénala de los pedazos almibarados de realidad que hace tiempo compilaste para mí y que ahora me lleva a sonreír con el corazón por aquello en lo cual esa realidad llegó a convertirse: una existencia.
 
 
 

Publicado por Alicia Zapata Girón

Otras creaciones