Participaciones aceptadas

 

Revelación

28-11-2010 a las 20:14:36

La noche flotaba libre por la ciudad y acompañaba el eco de sus pasos, le regalaba amable el dulce perfume del azahar, el silencio le hablaba, le aconsejaba, e intentaba, lentamente y con paciencia, ayudarle a encontrar lo que buscaba...¿Qué buscaba? no tenía nombre, no tenía forma ni esencia, a veces parecía como si no estuviese en su cabeza...lo que quería era hallar el sentido, la fórmula correcta, una vía concreta, aquello que le diera una respuesta... La luna la espiaba por las esquinas, o posada en los árboles, y su imaginación volaba lejos con ella, que tantas veces fue su única compañera, que la escuchaba siempre fiel y atenta... Las luces parpadeantes de los coches que iban y venían como un río por el asfalto se le antojaban estrellas que alguien hubiera olvidado colgar en el cielo... no veía el tráfico, sus ojos no captaban el tránsito vivo de lo que le rodeaba...era como un cuadro dibujado a trazos veloces y extraños... Los minutos transcurrían breves y efímeros, fluían como el agua; y mientras el tiempo pasaba podía sentir cómo poco a poco lo alcanzaba... amarraba su porvenir con la fuerza que dan las ganas de vivir, podía desatar cualquier enredo o sinrazón, dando rienda a su pasión, sintiendo que navegaba a toda vela con la brisa fresca de la imaginación...había cambiado su percepción, ya no temía seguir los impulsos de su silenciada emoción, pues pudo darse cuenta de que la esencia de la vida se encuentra en el arte de escuchar los latidos del corazón, esa brillante y cálida melodía que compone la ópera del amor... se sintió agradecida por todo aquello que, de la manera más sencilla y hermosa, sin pretenderlo, en su mente se reveló... ...Ahora por fin sabe que la puerta se abrió

Publicado por Laura

Otras creaciones